Uno de los motivos principales por los que realizamos ortodoncias interceptivas a niños en nuestra clínica en Salamanca es por la presencia del denominado paladar ojival, también llamado paladar estrecho.

Una curvatura muy pronunciada de maxilar superior provoca esta situación en la que el paladar hace una forma de “U” mucho más cerrada de lo idílico.

¿Por qué se forma el paladar ojival?

Son varios los motivos que pueden hacer que los huesos maxilares de los pequeños se vayan cerrando. Generalmente, suelen estar relacionados con malos hábitos. Algunos ejemplos son la succión del pulgar, el uso excesivo o muy prolongado del chupete o la respiración bucal.

¿Cuáles son las consecuencias del paladar ojival?

Acabar con el paladar en estas condiciones conlleva problemas importantes de oclusión, que pueden lastrar la salud oral y la estética de la sonrisa del pequeño. Suele derivar en casos de mordida cruzada, mordida lateral cruzada, apiñamiento dental o dientes torcidos.

¿Cómo tratamos el paladar ojival en nuestra clínica de ortodoncia?

Lo ideal es hacerlo en la infancia, cuando los niños tienen entre 5 y 7 años y están empezando a erupcionar los primeros dientes definitivos. Es entonces cuando podremos encontrar una solución mediante un tratamiento de ortodoncia interceptiva. Si no se actúa a tiempo, esta condición solo se podrá corregir en edad adulta con la intervención de cirugía maxilar.

Para corregir el paladar ojival en los pequeños usamos unos elementos llamados disyuntores o extensores palatinos. Se trata de una especie de molde que se ancla a los dientes posteriores y empuja desde el centro hacia los laterales, ensanchando así el hueso del paladar cuando este aún es flexible.

Este tratamiento suele durar entre 6 meses y un año, dependiendo de lo pronunciado del caso. Es una ortodoncia breve pero muy necesaria para facilitar posibles tratamientos posteriores. Acudir a esta ortodoncia interceptiva, cuando hay necesidad, es más que beneficioso para el correcto desarrollo y funcionamiento de la boca.

Acude a nuestra clínica dental en Salamanca cuando tu hijo comience a ver cómo aparecen sus primeros dientes definitivos. ¡Pide cita!