Hoy en día, los avances en implantología dental hacen que estos sean cada vez más comunes entre la población, especialmente entre aquella con cierta edad. Esto, sumado a que la ortodoncia para adultos también se está extendiendo y normalizando, acaba por derivar en una pregunta muy frecuente en nuestra clínica de ortodoncia en Salamanca: ¿puedo realizarme un tratamiento de ortodoncia si tengo implantes dentales?

Es normal que esta duda pase por nuestras cabezas, pues estábamos acostumbrados hasta hace relativamente poco a que solo adolescentes y niños acudieran a este tratamiento, con la evidente ausencia de implantes dentales en su dentición.

La respuesta a la pregunta es que, efectivamente, las personas con implantes dentales pueden comenzar un tratamiento de ortodoncia. Sin embargo, evidentemente este proceso será distinto al de cualquier tratamiento de una persona que carezca de implantes dentales.

Esto se debe a que los implantes dentales consisten en tornillos insertados en las encías que no se pueden mover. Así pues, el proceso se dificulta un poco, ya que debe estar pensado y diseñado a partir de estos implantes y tomándolos como referencia.

Sin embargo, esto también tiene su parte positiva, ya que a veces los implantes pueden servir incluso como sistemas de anclajes para mover otros dientes.

De hecho, en ocasiones en ortodoncia se recurre al uso de microimplantes colocados en las encías como anclaje para desplazar dientes que requieren de movimientos más complejos.

Si tienes implantes dentales y crees que necesitas un tratamiento de ortodoncia, no dudes en pedir y acudir a nuestra clínica dental en Salamanca.