Los retenedores dentales son la clave para finalizar con éxito un tratamiento de ortodoncia. Sin ellos, todo el trabajo conseguido podría volver a sufrir modificaciones. ¡Y no queremos que suceda! Tu sonrisa se merece continuar luciendo igual de bonita, puesto que el esfuerzo ha merecido la pena.

¿Por qué son tan importantes los retenedores dentales?

Una vez que se han retirado los brackets, la estructura dental intentará recuperar su posición inicial, pues las piezas dentales y encías suelen tener memoria. Si no se encuentran con ninguna resistencia, comenzarán a desplazarse. Por ese motivo, utilizar los retenedores durante el tiempo estipulado será una necesidad que se deba cumplir.

Los retenedores no generarán ninguna molestia y serán muy fáciles de llevar. Dependiendo de las necesidades a cumplir, se seleccionará entre los diferentes disponibles. Destacan dos, los más empleados:

* Retenedores removibles

Férulas transparentes que sólo se deben colocar para dormir o entre horas determinadas. Su mantenimiento es muy sencillo, sólo se deben lavar con agua y jabón neutro después de cada uso; recuerda retirarlas para comer o beber. Se mantendrán durante un número de meses determinado por el ortodoncista.

* Retenedores fijos

Se colocará un fino alambre en la parte interna de la dentición, el cual se adherirá con un producto adecuado. Su colocación o retirada, siempre será en la clínica. En principio, salvo que exista algún problema posterior en la dentición, se mantendrán durante un largo plazo de tiempo para que su acción siempre sea constante.

Si en la actualidad estás pensando en utilizar ortodoncia en nuestra clínica dental Ortodoncia García Navarro de Salamanca, encontrarás un equipo experto en el tratamiento. Disponiendo de diferentes tipos, tanto tradicional como invisible, podremos seleccionar aquella que mejor se ajuste a tus requisitos. ¡Pide cita y ven a conocernos en la primera visita gratuita!