Cuidar de nuestra salud bucodental es una rutina fácil y sencilla, pero que se hace mucho mejor si usamos todo lo que tenemos a nuestra disposición para que ninguna parte de nuestra cavidad oral quede desprotegida.

Esto es especialmente importante cuando estamos atravesando un tratamiento con  brackets. Desde nuestra clínica especializada en ortodoncia en Salamanca hemos elaborado un listado con los elementos perfectos para ello.

El kit básico de higiene oral

Estos son los utensilios de higiene oral que formarían ese kit dental perfecto. No todos son esenciales para cualquier persona, pero sí que interesa conocer las ventajas y virtudes de cada uno de ellos.

Cepillo dental:

Tanto si es un cepillo dental convencional como si es un cepillo eléctrico, lo importante con el principal elemento de nuestra higiene oral es que sepamos usarlo. Una buena técnica de cepillado nos evitará muchos dolores de cabeza.

Si usas cepillo convencional, intenta siempre que tenga el mango largo y con un buen agarre y sobre todo que sea de cerdas suaves.

Pasta de dientes:

La pasta de diente que usemos también tiene mucha importancia. Debido a la gran oferta que hay, tanto en farmacia como en supermercados, no solemos detenernos mucho en mirar especificaciones y muchas veces compramos cualquiera. Sin embargo, y como cada tratamiento de ortodoncia es un mundo, recomendamos consultar con nuestra dentista ortodoncista en Salamanca cuál es la mejor para tu caso concreto.

Hilo/Seda dental:

Mucha parte de las caries vienen provocada por los restos de comida o placa bacteriana que se quedan acumulados en los espacios interdentales o entre la aparatología de los brackets. Para eliminar estos residuos es recomendable usar el hilo dental una vez al día, preferiblemente en el cepillado nocturno.

Cepillo interdental/Interproximal:

Si estos espacios tienen un tamaño más amplio de lo normal, los cepillos interdentales son muy adecuados para cumplir esta función. Estos utensilios son muy usados en pacientes con ortodoncia convencional para eliminar los restos que quedan atrapados entre los brackets.

Irrigador bucal:

Otro utensilio que se usa para esta función y muy recurrente en ortodonciaen el tema de la ortodoncia es el irrigador bucal, un accesorio que impulsa agua a presión y con el que se eliminan esos restos de comida atrapados entre nuestros dientes.

Raspador lingual:

La lengua es, generalmente, la gran olvidada de la higiene oral. No debería, porque además es la zona del cuerpo que más bacterias acumula. Para limpiarla tenemos dos opciones, o la parte que muchos cepillos tradicionales ya disponen para ello o el raspador lingual.

Este utensilio tiene como fin específico solo esta función, por lo que es el más recomendable. Al igual que con el hilo dental, con una sola limpieza de nuestra lengua antes de ir a dormir garantizamos una mejor protección de nuestra boca.

Colutorio:

Como en el caso de las pastas dentales, elegir un colutorio no debe hacerse aleatoriamente. Los enjuagues bucales ayudan a conservar la higiene de nuestra boca y son especialmente importantes en el caso de las encías. Consulta con nuestra dentista en Salamanca cuál es el mejor para tu boca.

Usando estos utensilios y manteniendo una buena rutina de higiene oral deberías conseguir que las enfermedades orales de tu boca estuvieran muy controladas y no tener muchos problemas durante tu tratamiento.

Para complementar este buen cepillado es vital que acudas con regularidad a las revisiones para comprobar que todo va bien con tu boca. No dudes en pedir cita en nuestra clínica de ortodoncia en Salamanca.